Son muchos los que todavía piensan como el famoso dicho » mejor hacerlo que mandarlo», y es que vivimos con la idea equivocada de no saber delegar y creemos perder el tiempo cada vez que confiamos alguna tarea a alguien que posiblemente está tan capacitado como nosotros mismos.

La importancia de un buen resultado radica en el trabajo en equipo y la buena coordinación entre ellos, sabiendo qué debe hacer cada uno, programando tareas de forma organizada y conociendo qué hace cada uno desde su puesto de trabajo. Esto se podría traducir en una aplicación corporativa interna que nosotros mismos podemos crear y diseñar a gusto del cliente.

No hablamos desde la ignorancia, lo sabemos de primera mano. Hace años, cuando se fundó la empresa, Fernando, nuestro fundador, prefería encargarse de todo personalmente, se dio cuenta que el día tenía tan sólo 24 horas y este deseo se hacía cada vez más incontrolable, buscó una solución favorable a todos los trabajadores y decidió monitorizar todas las tareas a través de Apps siendo estas supervisadas por un responsable.

Hoy en día todo funciona a través de soportes digitales, con programas o aplicaciones que facilitan el volumen de trabajo, rehuimos de la clásica agenda limitándola a funciones básicas y adoptamos otros métodos más innovadores, tecnológicos y específicos.

Tan sólo necesitamos un dispositivo, conexión a internet y a partir de ahí comprobar el estado en el que se encuentren las labores que realizan los trabajadores de la empresa,  clasificándolas por orden de prioridad, estimando plazos y asignándolas a una persona en cuestión.

En Softwhisper insistimos, dejad de perder el tiempo y creemos una app en la que se puedan delegar tareas de forma cómoda y sencilla.  Sois vosotros los que elegís cómo hacerlo y la forma de planificarlo.

Se trata de simplificar procesos y ser capaz de gestionar tiempos y plazos.